¿Cómo sería la acción de amar si solo amaramos?

¿Y si fuera todo tan fácil? ¿Si pudiéramos amar sin pensarlo?

¿Como sería la acción de amar?

Me pasé la tarde con un amigo, un amigo con el que comparto mis experiencias, mis aventuras de amor…el me comparte las suyas. Solo somos amigos, nada mas.

Uno pensaría que yo fuera la que me pasaría el tiempo contándole de mis inseguridades, mis curiosidades, haciendole miles de preguntas… pero no.

Es él quien sostiene el micro, quien comparte, pregunta, afirma.

Yo lo escucho.

Y me pregunto, ¿como sería amar si solo… amaramos? Sin preguntar, sin inseguridades, sin tener que saber a dónde se dirige la relación actual. ¿Que tal si amaramos como un día amamos?… ya sabes, como cuando éramos niños. Como amábamos a nuestras muñecas, a nuestros perros, a nuestros amigos, a nuestros favoritos programas.

Bueno, la comparación no es la mejor… pero ya entiendes, ¿no? ¿Como sería si amaramos como cuando amábamos sin pensar? Estábamos conscientes de los sentimientos, sabíamos que estar junto a una persona o una actividad nos hacia feliz, así que la hacíamos… la hacíamos y la disfrutábamos. Sin pensarlo.

Me pasé la tarde con mi amigo, escuchándolo… frustrada. Pensando, “las inseguridades de una relación son de ambas personas”. Si en vez de pasarse la tarde, los minutos, las horas, platicando, haciéndome las miles de preguntas que me encantaría poder contestar pero que nunca podré… que tal si en vez de pasarse su tiempo contándome de estas tonterías, el podría estar expresándoselas a esa mujer o a esa persona quien le ha robado el corazón, quien le ha hecho sentir tales inseguridades que ha llegado a un momento en el que se tiene que preguntar… si es suficiente.

Solo me pregunto, ¿cómo sería la acción de amar si solo amaramos?