Camino por el mundo con la frente en alto

Escribo estas palabras dedicadas a ti a través de mi cel porque escribirlas en otra plataforma y no enviártelas me hace sentir mejor… así como si no estuviera cometiendo un error, un pecado.

¿Verás lo que escribo? No se…pero poder sacar estas palabras, estos sentimientos de mi cuerpo, de mi alma… No sabes, se siente así como si alguien hubiese quitado pesas de mi corazón. Sí, de mi corazón porque es ahí dónde siento todo.

La verdad es que me he convertido en una mujer que desconozco. Siento amor y pasión y te extraño. 

Pasé la tarde en un restaurante junto a unas amigas, veía a mi alrededor… sentí una soledad que ni te imaginas… ¿Recuerdas esas veces que estábamos ahí, en tu departamento?… no compartíamos ni una sola palabra, escuchábamos el silencio. Había veces que te acostabas sobre mi pecho… podías escuchar el latido de mi corazón y me lo decías. ¿Recuerdas esos tiempos que compartíamos la soledad? Fueron los recuerdos más bonitos.

Esta soledad no se sentía así, no se siente así.   

He conocido a hombres muy amables, con buenas intenciones… dicen que me quieren, que soy la persona ideal para ellos. Pero, ¿cómo pueden decir eso si ni me conocen?

Ellos me preguntan si creo en el amor a primera vista… 

Silencio. 

Minutos después les digo que sí.

Hasta el momento ninguno me ha preguntado si he amado a alguien tanto como te amé a ti. No se que diré el día que lleguen a preguntarme. 

Por lo tanto, camino por el mundo con la frente en alto. Espero el momento en el que alguien más llegue a remplazarte. Esa persona se está tardando. No ha llegado y aquí me encuentro… sola, esperando.